Los Pro: hijos de la actualidad.


•••La palabra crisis está muy gastada. Por eso, prefiero escribir actualidad, pero seguro que me entiendes. ¿A que sí ;)?•••

¿Qué es un/a Pro? Pues la respuesta es fácil: todo el mundo es, o puede ser un Pro. Tú eres Pro, o puedes llegar a serlo. Yo no soy Pro, pero tal vez me queden dos meses para serlo…

Un/a Pro es una de esas personas que están en la brumosa tierra de nadie que existe entre los parados y los trabajadores. Pueden no salir en las estadísticas del INEM, pero sin duda salen en la EPA. Trabajan y no trabajan. Se ganan la vida, pero no llegan…

¿Eres o no eres un/a Pro? Es fácil averiguarlo.

  • ¿Has trabajado por cuenta ajena?
  • ¿Creías aportar valor a tu empresa?
  • ¿Te despidieron?
  • La labor que realizabas ¿puedes hacerla desde casa, con tu ordenador o con otros utensilios?
  • ¿Quieres volver a currar por cuenta ajena?
  • ¿Estás realizando esa labor desde tu casa?
  • ¿Cobras precios manifiestamente ridículos por realizarla?

Si eres Pro, has contestado con un sonoro SÍ a cada pregunta, cierta mala persona que hoy ostenta una cartera ministerial te llamará emprendedor/a. No lo creas. Eres Pro. Y estás en la peor situación posible: las microempresas (como la mía, sin ir más lejos) sufrirán tu competencia. Las macroempresas se servirán de tu situación para reducir costes. Y, para más inri, los parados te llamarán “empresario/a”.

Yo soy Pro. ¿De quién es la culpa?

Molaría dar nombres (más allá de los que todos conocemos), pero lo cierto es que nadie tiene la culpa de que seas Pro. La persona que te contrata está presionada por un jefazo (presionado, a la vez, por otro) que le exige “cumplir presupuestos”. La microempresa (que, a veces te contrata pagando precios ridículos) necesita cubrir gastos. That’s life, colega.

Entonces… ¿Qué hago?

Plantéatelo. Así de simple o de complicado.

  • Tu trabajo supone una aportación (o lo que un gafapasta empresarial llamaría “added value”)
  • Eres JODIDAMENTE BUENO/A en lo que haces.

Reivindícate. Y no me cuentes que te digo esto desde la comodidad: igual, mañana soy un Pro. Si tú lo eres, reconoce tus ventajas: no eres gruísta ni camionero/a. Puedes currar en casa. Pero COÑO, TU TRABAJO VALE. NO TE LLAMAN PORQUE ERES BARATO/A, SINO PORQUE TU TRABAJO GUSTA. PONLE PRECIO.

Vale, pero yo no soy Pro.

Enhorabuena:

  • Eres creativo/a (copy o director/a de arte en una agencia o empresa)… Mañana puedes ser freelance, o sea Pro.
  • Programas HTML, CSS o PHP, diseñas web… lo mismo te digo.
  • Eres mando intermedio o directivo/a en una empresa… mañana igual sales en Linkedin como DG de una empresa unipersonal y “en búsqueda activa de empleo”.
  • Tienes una microempresa (es mi caso)… ídem de lienzo.

Si no eres Pro, más te valdría respetar a quienes lo son. Son gente que lucha, que cree en el valor de lo que hace. Ya sé que tu jefe te aprieta, pero tienes cierto margen. Juzga la calidad, no el presupuesto.

Hasta otra.

 

Anuncios

4 thoughts on “Los Pro: hijos de la actualidad.

  1. Bueno, en el argot de los videojuegos, ¡ser un pro es más o menos como ser un crac! 😉 Como sufrida freelance, me siento bastante identificada con lo que cuentas, salvo que yo no elegí este camino de rosas y espinas por la crisis, sino por razones personales, y a pesar de los fines de semana trabajados y de los meses de locura, no me arrepiento. ¡Soy una pro masoquista y vocacional!

    En cuanto a esa competencia entre desesperada y desleal de la que hablas… piensa que las microempresas, por muy micro que seáis, sois más completas que los pro. De hecho, yo trabajo más para pequeñas agencias que para cliente final: les ahorro el gasto de tenerme en plantilla en época de vacas flacas y les echo una mano cuando me necesitan. Para un freelance, presentar un producto acabado a cliente final a menudo es difícil. Necesitas colaborar con otros pros, con una microempresa, o trabajar para un cliente que disponga de un departamento creativo interno (¿a que a los dos se nos ocurre el mismo ejemplo? 😉 ). Vosotros, como empresa, tenéis más gastos, pero también estáis en condiciones de ofrecer un servicio mucho más completo.

    Los precios… bueno, quien más quien menos empieza reventándolos, pero a medida que te vas ganando la confianza de tus clientes, también vas descubriendo qué es una tarifa digna y empiezas a cobrarla. También aprendes a no aceptar propuestas insultantes. Los anuncios de caraduras que buscan redactores a 5 euros / hora, o que pretenden cambiar contenidos por “visibilidad” y “oportunidades futuras”, hace tiempo que ni los leo. ¿Para qué hacerme mala sangre? Como bien dices, uno tiene que saber cuánto vale y en qué liga juega.

    • Pues lo lamento, Ana, pero tú no eres una Pro, sino una valiente autónoma, más o menos como yo (que una microempresa tampoco es precisamente la General Motors…).

      Pero no me quejo de los Pro: son un lamentable producto de la etapa en que vivimos. Son gente en general muy, pero que muy válida a la que han cortado las alas y allí anda, intentando ganarse las lentejas. Haciendo muy bien su trabajo y recibiendo muy poco a cambio.

      Los llamo Pro porque lo son, pero en el contexto definen al proletariado de la profesión: los freelances que se queman los ojos en fin de semana, los que reciben encargos para ayer, los que, sin haberlo elegido, viven huérfanos de jefe o empresa.

      Yo no me iría a una empresa grande, pero es legítimo y necesario que éstas se nutran de gente así.

      ¡Feliz finde!

  2. Pingback: Vale, pero ¿de dónde han sacado el dinero? | El publicista perplejo

  3. Pingback: Cosas que dicen que molan (y no sé si molan tanto) | El publicista perplejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s